Mielw

La miel es el producto de la colmena más conocido. Las abejas recolectan el néctar producido por las flores (al mismo tiempo polinizando la planta) y lo llevan a su colmena para entregarlo a las abejas obreras las que procederán a la modificación del néctar y su conversión en lo que nosotros conocemos como “la miel de abeja”. Esta modificación consiste principalmente en deshidratación del néctar que por su alto contenido en agua no se podría conservar mucho tiempo en las mismas condiciones y fermentaría o incluso se pudriría.

Después de varias manipulaciones efectuadas por abejas obreras dentro de la colmena el néctar se convierte en miel. Luego se almacena en celdas y se tapa con la cera virgen (el proceso llamado “operculación). Así se mantiene en la colmena y va consumido por las abejas durante el periodo invernal. Gracias al trabajo de las incansables abejas la miel se transforma en una sustancia muy resistente al paso de tiempo. En excavaciones egipcias se encontraron varias muestras de miel que tenían más que 2000 años perfectamente conservadas. Como todos los productos producidos por las abejas melíferas la  miel es otro conservante natural repleto de propiedades.

La miel se ha usado desde la antigüedad no solo como el alimento sino también como ingrediente cosmético. La miel contiene vitaminas, minerales, enzimas, antioxidantes. Es un buen antiinflamatorio y bactericida, beneficia el estado de la piel y cabellos por ser muy nutritivo e hidratante. Son muy conocidas las mascarillas faciales y capilares a base de esta magnífica sustancia.

mielmb

En MayBeez Agrocosmética Orgánica nos fascina el mundo de las abejas y aprovechamos productos de su labor y sus propiedades en nuestra cosmética. La miel es una de ellos. Practicando la apicultura ecológica aumentamos considerablemente la calidad de nuestra miel respecto a las mieles convencionales.

  • Nuestras abejas visitan en su mayoría las flores silvestres de los bosques protegidos en cercanías del Parque Nacional Garajonay en la isla de La Gomera declarada por UNESCO Reserva Mundial de la Biosfera;
  • La composición de nuestra miel es única;
  • No alimentamos nuestras abejas con azúcar blanco (la práctica habitual en la apicultura convencional) por lo que nuestra miel es pura y JAMÁS contiene azúcar;
  • No practicamos recolección del polen por lo que nuestra miel contiene polen que la enriquece enormemente;
  • Nuestra miel nunca entra en contacto con otras sustancias (y en especial con medicamentos empleados excesivamente para prevención y tratamiento de enfermedades de la colmena) salvo las producidas por las abejas mismas;
  • Nunca pasteurizamos nuestra miel manteniéndola viva y pura.